comedores-pequeñosLos decoradores hábiles no encuentran obstáculos en los espacios pequeños. Un comedor de dimensiones reducidas puede ser tan elegante como un amplio y suntuoso salón comedor: sólo hay que tener en cuenta algunas reglas básicas -y aplicar ciertos trucos- para que la habitación parezca más amplia y resulte cómoda. Quienes apenas tienen lugar para colocar la mesa y las sillas, a no desesperar: aquí van los siete secretos para decorar comedores pequeños, ahorrando espacio pero no estilo. Siete secretos para decorar comedores pequeños 1. Colores claros y limitados. Los espacios pequeños se llevan mejor con una paleta suave, luminosa y sin demasiados colores. Los tonos marfil, amarillo pálido y blanco son opciones que nunca fallan. Usá acentos contrastantes en un color oscuro o vivo para dar protagonismo a ciertos elementos e imprimir un carácter interesante al comedor. 2. Lámpara de techo pequeña. En vez de las grandes arañas frecuentes en los comedores extensos, optá por una pequeña lámpara de techo. Ello hará que la mesa se vea más grande. 3. Ventanas simples. Los cortinados múltiples y dramáticos no tienen lugar posible en un comedor pequeño. Elegí cortinas o persianas sencillas, que permitan el ingreso de mucha luz al comedor. Cuanta más luz, mayor sensación de amplitud. comedores-pequeños-colores 4. Mesas redondas. Sin dudas, los juegos de comedor circulares son los eternos aliados de los comedores pequeños. No solo se acomodan en cualquier rincón de manera práctica, sino que hacen que el perímetro de la habitación parezca más grande. Además, a diferencia de las mesas rectangulares, las mesas redondas siempre permiten hacer espacio para un comensal más. Si tenés invitados con frecuencia, apostá por mesas extensibles. 5. Espejos. Es archi-conocido que los espejos multiplican los espacios. Colocá uno o dos espejos en la pared, a la altura de las sillas, para agrandar ilusoriamente el comedor y multiplicar la luz. comedores-pequeños-sillas 6. Sillas delicadas. Optá por asientos simples, sin posa brazos, con líneas delgadas. Cada pulgada de espacio cuenta a la hora de generar mayor amplitud. 7. Alacena esquinera. Para guardar la vajilla y mantelerla sin ocupar demasiado espacio, elegí una pequeña alacena suspendida y colocala en una de las esquinas. Aprovechá su superficie para situar plantas y adornos que completen el estilo del comedor. Fuente