negocios-2-departamento

La diversidad de opiniones entre los operadores inmobiliarios respecto de cómo se perfila el año demuestra las notables diferencias del mercado cuando se lo analiza por producto.

Para algunos, los lotes en urbanizaciones privadas en proceso de consolidación serán la mejor garantía para resguardar los ahorros; otros, señalan como una muy buena opción invertir en pequeños locales comerciales en corredores de barrios periféricos; mientras que están quienes siguen fieles al típico departamento de rápida colocación en el mercado. Sin embargo, también hay coincidencias. Luego de un año flojo para el sector (los anuncios y lanzamientos de nuevos emprendimientos se pueden contar con los dedos de una mano), inmobiliarios y desarrollistas entienden que están ante la presencia de un muy buen año, aunque deberán apelar a su ingenio para ofrecer productos atractivos a un inversor cada vez más exigente y especializado en un mercado decididamente pesificado, cuyos precios acompañan el costo de la construcción y que parece haber dejado atrás el trauma del cepo cambiario implementado a fines de 2011. Así, al clásico departamento de un dormitorio en barrios como Nueva Córdoba, Alberdi, Alta Córdoba o General Paz, la oferta inmobiliaria suma nuevas alternativas para grandes y pequeños inversores. Esto permite, no sólo refugiarse de la inflación sino también incrementar el capital inicial en forma significativa, llegando, en algunos casos, a duplicar la inversión. Por lo pronto, la temporada arrancó con el pie derecho y confirmó las expectativas de los empresarios. “La temporada estudiantil comenzó mejor que en 2013”, señala Martín Dahan, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba y socio gerente de Meade Inmobiliaria. A su vez, Juan Carlos López, de la Inmobiliaria Terra y vicepresidente de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina, sostiene que “la gente no está dispuesta a convalidar un dólar a 11 pesos, por lo que seguirá invirtiendo en ladrillos”. Desde Grupo Edisur, Sebastián Rivero asegura que, tras los incrementos impositivos, “los excedentes que la gente volcaba hacia la industria automotriz se reencauzarán hacia el mercado inmobiliario”. En igual sentido, para Mario Giorda, gerente general de Euromayor, los proyectos inmobiliarios financiados y en pesos seguirán captando clientes. Lee el resto de la nota de Marcela Pistarini en lavoz.com.ar