lock_keyComo toda aventura, irse a vivir solo por primera vez tiene sus ventajas y desventajas. Abandonar la casa de los padres es un salto a la independencia donde hacernos cargo de nosotros mismos en todo sentido es el precio que hay que pagar. Lavar, ordenar y ahorrar para pagar son algunas de las responsabilidades que deberemos afrontar.

1. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Limpiar nos da pereza a todos por eso lo mejor es hacerlo en el momento. Ordená y lavá cuando termines de usar las cosas. Si te habituas a hacerlo, con el correr de los días se convertirá en costumbre y ya no molestará tanto. Además, vivir en el caos puede desmotivar y poner de mal humor.

2. Comer pasta y salchichas podrá ser práctico pero no saludable: 

Excepto que te encante cocinar, puede ocurrir que sólo prepares comidas rápidas: salchicas, pastas o polenta. Pero… ¿cuánto tiempo podrá resistir nuestro organismo si comemos siempre lo mismo? Tampoco podemos vivir en base al delivery porque la idea también es llegar con las cuentas a fin de mes, ¿no? Una buena opción es aprender a cocinar variedad de cosas (sanas) que se puedan guardar en el freezer y prepararlas cada dos semanas.

3. Sacar la basura, una obligación

Para evitar compartir tu nuevo hogar con las cucarachas, asegurate de arrojar los residuos todas las noches. Así podrás mantener el ambiente más higiénico, sin olor y libre de insectos.

4. Organizarse a la hora de pagar el alquiler

No sólo hay que empezar a reducir gastos sino que también hay que estar atentos a los vencimientos de las cuentas. No sea cosa que un día te levantes y te hayan cortado el agua… Lo recomendable es ser organizado: llevar los gastos y deudas al día y darle un seguimiento. Otro tip: encarpetar todos los recibos de los pagos.

 5. Paciencia en busca de aliados

Tener buena relación con los vecinos es fundamental. Más allá de que algunos puedan resultar molestos, confianzudos o ruidosos, lo mejor es mantener la cordura y ser respetuoso. Sería bueno poder recurrir a ellos cuando necesites contar con alguien.

6. Replicar la llave

Este consejo puede salvarte y evitar que pases un mal momento. No hay peor cosa que llegar a tu casa después de un arduo día de trabajo y haberte olvidado las llaves adentro. Es bueno hacer algunas copias y dejarlas en lo de sus padres, un amigo cercano o un vecino.

7. Sólo pagar por lo que se consume

En la nueva etapa, hay que aprender a administrarse. Probablemente sea la primera vez que tengas tantos gastos – comida, luz, gas, expensas, etc, etc, etc – y es necesario saber manejar las cuentas para evitar recurrir a papá y mamá para un pequeño préstamo. En plan de ahorro, una buena forma para no gastar de más es hacer una pequeña lista con todo lo necesario.

8. Atentos para evitar problemas

En un hogar familiar es muy probable que la casa esté la mayoría del tiempo habitada. Pero en la de un soltero, todo lo contrario.  Hay cosas en las que no se fijaban cuando vivías con tus padres que ahora debés conocer como la palma de su mano y prestarles un poquito más de atención. Cada vez que salgas chequeá haber cerrado el gas, apagado las hornallas, el aire acondicionado, las estufas o las luces.

Fuente

390631

Uno de los mayores anhelos que tienen los argentinos es el de alcanzar "la vivienda propia". No obstante, en este contexto en el que no se pueden adquirir dólares y se deprecia el peso, no todos pueden lograr esa meta y deben conformarse con alquilar. En la vereda de los más afortunados, están aquellos que ya la tienen e, incluso, poseen más de una unidad, lo que les permite apostar al mercado locativo para obtener una renta. Es así como estas dos realidades se encuentran. Y, cuando esto sucede, pueden surgir algunos conflictos de intereses. Acá es cuando entra en escena la Ley 23.091 (sobre locaciones urbanas) para tratar de poner paños fríos entre las partes. Sin embargo, producto de una realidad que se va modificando de tanto en tanto, aquellos derechos y obligaciones que poseen en la actualidad los propietarios e inquilinos, están a punto de sufrir sustanciales modificaciones si finalmente se aprueba el proyecto de reforma y unificación de los Códigos Civil y Comercial que este miércoles obtendría la media sanción del Senado y en marzo del próximo año sería debatido por Diputados. Esta iniciativa -redactada por el Presidente y vice de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco respectivamente, junto a la jurista Aída Kemelmajer- tiene en cuenta:
  • Aspectos referidos a la locación habitacional.
  • Dispone los límites que deben fijarse al inquilino en cuanto a meses de anticipo y depósito.
  • Regula el contrato de locación para aquellas unidades volcadas al alquiler de turistas.
  • Extiende el plazo máximo del contrato (a 20 años para el caso habitacional y a 50 para otros destinos).
  • Unifica el lapso mínimo de renta en dos años.
Nuevo marco legal en puerta Una de las principales medidas es la unificación de las normas que regulan las locaciones en un mismo articulado, evitando así una engorrosa referencia a otras normas específicas. A ojos de especialistas, el hecho de concentrar el marco legal en sólo 39 artículos -que no diferencia el destino que se le puede dar a la propiedad- terminará representando una gran ventaja para quienes intervienen de manera directa o indirecta en el negocio de la renta. Uno de los cambios que introduce el proyecto es que se obliga a que el contrato -así como sus prórrogas y modificaciones- se tenga que hacer por escrito. Por otro lado, establece que los derechos derivados de una locación se extenderán en caso de fallecimiento del propietario del inmueble o del inquilino, salvo que se haya estipulado expresamente lo contrario. Del mismo modo, el nuevo marco propuesto fija que el contrato subsistirá durante el tiempo convenido, aunque la propiedad sea vendida. Es decir, en caso de comprar una casa con convenio de locación aún vigente, el nuevo dueño deberá esperar a que éste caduque para poder hacer uso del inmueble. Otra de las novedades que introduce el flamante proyecto impulsado por el Ejecutivo es que, en caso de abandono o fallecimiento del locatario, quien lo habite y acredite haber recibido del inquilino un "manifiesto trato familiar" durante el año previo, podrá continuar bajo las mismas condiciones que fueron pactadas hasta el vencimiento del plazo establecido en el acuerdo. Asimismo, de aprobarse el texto normativo, el inquilino deberá dar al inmueble el destino que fuera acordado en el contrato. Tal vez, uno de los puntos más salientes es que, en caso de que se destine a vivienda, no podrá requerirse del locatario: a) El pago de alquileres anticipados mayores a un mes. b) Depósitos de garantía superiores a 30 días de renta por cada año de contrato. c) El pago de valor llave o equivalentes. Respecto del tiempo de la locación, la iniciativa propone que el período estipulado no podrá exceder los 20 años, en caso de que el uso sea habitacional, mientras que, de tratarse de otros destinos, el plazo máximo será de 50 años. Además, establece que si el contrato careciera de plazo expreso y determinado, éste se considera como celebrado por un mínimo de 2 años. Sin embargo, dicho período legal no será aplicable si el inmueble se destina a: a) Sede de embajada, consulado u organismo internacional o vivienda de su personal extranjero diplomático o consular. b) Fines turísticos, descanso o similares. Si el plazo supera los 6 meses, se presumirá que no fue hecho con esos fines. c) Guarda de cosas. d) Exposición u oferta de cosas o servicios en un predio ferial. Tampoco se aplicará el nuevo marco si el contrato estipulara una finalidad determinada y que, por sus características, se cumple en un plazo menor al pactado. Las obligaciones de las partes La iniciativa impulsada por el Ejecutivo detalla cuáles serán las obligaciones que deberán cumplir los propietarios y los inquilinos. En el caso de los primeros, se mencionan las de:
  • Entregar el inmueble conforme a lo acordado.
  • Conservar el bien.
  • Abonar las mejoras que debieran efectuarse.
Uno de los detalles relevantes, es que, en caso de que se produzca una pérdida de luminosidad, producto de la construcción de obras vecinas, no autorizará al locatario a solicitar la reducción del precio ni a disolver el contrato (una práctica que comenzó a ganar en intensidad en este último tiempo). Esto, siempre y cuando no existiera dolo en el comportamiento del locador, como por ejemplo el saber de esta situación al momento de sellar el vínculo y no haberlo comunicado. Dentro de las obligaciones del inquilino, se destacan la de:
  • No variar el destino de la propiedad.
  • Mantener el bien.
  • Pagar el precio convenido.
  • Restituir el inmueble al cumplirse el plazo.
  • Responder por cualquier deterioro causado.
El nuevo Código también establece que no tendrá a su cargo el pago de las obligaciones que graven el bien, excepto que existiese un pacto de común acuerdo que indique lo contrario. Otro de los aspectos que abarca la nueva norma es que, si por alguna causa de fuerza mayor no pudiera usarse el inmueble, el inquilino podrá pedir la rescisión del contrato o la cesación del pago del precio por el tiempo que dure esta imposibilidad. Esto, a ojos de los expertos, puede suscitar fuertes controversias en la Justicia, por el hecho dellímite difuso entre qué puede contemplar y qué no un concepto tan abarcativo como lo es el de "fuerza mayor". En tanto, respecto al pago se establece que deberá efectuarse por adelantado en forma mensual. Por último, se detalla que el locatario podrá realizar mejoras, salvo que:
  • Esté expresamente prohibido en el contrato.
  • Altere la substancia o forma del bien.
  • Haya sido interpelado a restituir la propiedad.
El texto normativo aclara que no tendrá derecho a reclamar el pago de mejoras útiles y de mero lujo o suntuarias, salvo que las mismas sean necesarias, en cuyo caso podrá reclamar su valor al locador. Este es otro de los aspectos que, a ojos de los analistas consultados, puede llegar a ser objeto de fuertes controversias en la Justicia. Fin del vínculo Al respeto, la iniciativa fija que el contrato se podrá dar por concluido cuando se dé: a) Cumplimiento del plazo convenido o requerimiento, según el caso. b) Resolución anticipada. Asimismo, sostiene que, en caso de vencimiento del período convenido o del mínimo legal -en ausencia de convención- si el locatario continúa utilizando la propiedad alquilada, el vínculo continuará en los mismos términos hasta que cualquiera de las partes dé por concluido el contrato mediante comunicación fehaciente, tal como un telegrama o carta documento. También el proyecto estipula que el locador podrá disolver el contrato si se produce: a) Un cambio de destino o uso irregular (Por ejemplo, si debía ser destinado a vivienda y se usa como oficina). b) La falta de conservación del inmueble. c) La mora en el pago del alquiler durante dos períodos consecutivos. Por su parte, el locatario podrá dar por concluido el contrato si el propietario no cumple con la obligación de conservar el bien para el uso y goce convenido, así como también si encuentra algún vicio oculto. Respecto de los plazos, el proyecto fija que el inquilino podrá dejar el inmueble transcurridos los seis meses de haberse firmado el acuerdo. Para ello, deberá notificar en forma fehaciente su decisión al locador. En estos supuestos, la iniciativa propone que si se produce este hecho dentro del primer año de vigencia de la relación, el inquilino deberá abonar al locador, en concepto de indemnización, lasuma equivalente a un mes y medio de alquiler al momento de desocupar la unidad. La cifra será de un mes si la opción se ejerciera transcurrido dicho lapso. Además, establece que si no se paga el alquiler, previamente a la demanda de desalojo, el locador deberá intimar al inquilino para que le abone la cantidad adeudada, otorgando un período no inferior a diez días corridos contados a partir de la recepción de la intimación, consignando el lugar de pago. En tanto, el locatario podrá retirar la mejora útil al concluir la locación, salvo que se haya pactado que quede en beneficio del inmueble. Lo mismo sucederá si se corre riesgo de que, ante la separación, se produzca un daño o, simplemente, si la escisión no le ocasionara rédito alguno. Respecto de los garantes, el nuevo marco normativo estipula que su obligación cesará automáticamente al vencimiento del plazo estipulado en el alquiler, salvo que derive de la no restitución en tiempo del inmueble. Asimismo, el consentimiento del fiador en la renovación o prórroga del contrato deberá ser expreso, una vez vencido el período pactado. Por último, la iniciativa establece que se considerarán nulas todas las disposiciones anticipadas que extiendan la fianza del contrato de locación. Fuente

negocios-2-departamento

La diversidad de opiniones entre los operadores inmobiliarios respecto de cómo se perfila el año demuestra las notables diferencias del mercado cuando se lo analiza por producto.

Para algunos, los lotes en urbanizaciones privadas en proceso de consolidación serán la mejor garantía para resguardar los ahorros; otros, señalan como una muy buena opción invertir en pequeños locales comerciales en corredores de barrios periféricos; mientras que están quienes siguen fieles al típico departamento de rápida colocación en el mercado. Sin embargo, también hay coincidencias. Luego de un año flojo para el sector (los anuncios y lanzamientos de nuevos emprendimientos se pueden contar con los dedos de una mano), inmobiliarios y desarrollistas entienden que están ante la presencia de un muy buen año, aunque deberán apelar a su ingenio para ofrecer productos atractivos a un inversor cada vez más exigente y especializado en un mercado decididamente pesificado, cuyos precios acompañan el costo de la construcción y que parece haber dejado atrás el trauma del cepo cambiario implementado a fines de 2011. Así, al clásico departamento de un dormitorio en barrios como Nueva Córdoba, Alberdi, Alta Córdoba o General Paz, la oferta inmobiliaria suma nuevas alternativas para grandes y pequeños inversores. Esto permite, no sólo refugiarse de la inflación sino también incrementar el capital inicial en forma significativa, llegando, en algunos casos, a duplicar la inversión. Por lo pronto, la temporada arrancó con el pie derecho y confirmó las expectativas de los empresarios. “La temporada estudiantil comenzó mejor que en 2013”, señala Martín Dahan, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba y socio gerente de Meade Inmobiliaria. A su vez, Juan Carlos López, de la Inmobiliaria Terra y vicepresidente de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina, sostiene que “la gente no está dispuesta a convalidar un dólar a 11 pesos, por lo que seguirá invirtiendo en ladrillos”. Desde Grupo Edisur, Sebastián Rivero asegura que, tras los incrementos impositivos, “los excedentes que la gente volcaba hacia la industria automotriz se reencauzarán hacia el mercado inmobiliario”. En igual sentido, para Mario Giorda, gerente general de Euromayor, los proyectos inmobiliarios financiados y en pesos seguirán captando clientes. Lee el resto de la nota de Marcela Pistarini en lavoz.com.ar
En los últimos 20 meses, el valor de las unidades de un dormitorio creció 35%.  Las rentas se incrementaron 26%.  

caffaratti edificio

  En el mercado inmobiliario cordobés, la capitalización en departamentos muestra mejores resultados que la renta. En los últimos 20 meses, el valor de los departamentos de un dormitorio subió 35 por ciento, mientras que los alquileres se actualizaron 26 por ciento, de acuerdo con un análisis elaborado por el Centro de Investigaciones Inmobiliarias (Cedin) sobre la base de los avisos publicados en la sección Clasificados en La Voz Digital . En el rubro casas, la relación entre los precios de alquiler y venta han tenido la misma evolución: 37 por ciento en el mismo período analizado. Los que más se revalorizaron fueron los lotes, cuyo valor en los últimos 20 meses creció 49 por ciento. En lo que va del año, el precio de los terrenos ya creció 29 por ciento. El estudio también muestra las preferencias por el lugar donde conseguir un inmueble en la ciudad de Córdoba. Si la intención es alquilar una casa de dos dormitorios, el barrio más requerido es Cofico. Si el interés es la compra de una vivienda, Nuevo Poeta Lugones es el barrio donde la demanda supera a la oferta. Quienes tienen interés en poner un negocio comercial, el barrio con mayor solicitud para el alquiler de locales es Nueva Córdoba. Al momento de comprar, General Paz es el más buscado. En el caso de los departamentos de un dormitorio, el barrio que despierta mayor interés por los inquilinos es Nueva Córdoba, mientras que los interesados en comprar tienen la mayor preferencia por Alto Alberdi. Entre los que buscan terreno, el barrio con mayor demanda es Villa Catalina (Río Ceballos), seguido por Villa Rivera Indarte y Chacras de la Villa. Consultas Los alquileres son el motivo de mayor consulta por parte de quienes visitan La Voz Digital . Durante el primer cuatrimestre del año, la locación se llevó el 76 por ciento de las consultas, al tiempo que las ventas reunieron el resto (24 por ciento). El departamento de un dormitorio es el inmueble más demandado en Córdoba, con el 56 por ciento de las consultas. En lo que respecta a la oferta de inmuebles para la venta, los departamentos representan 44 por ciento, seguido por las casas, 29; lotes, 18; y locales, tres por ciento. Dentro de las viviendas, la segunda tipología más ofrecida es la de tres dormitorios, con el 52 por ciento de las consultas. La oferta de inmuebles en alquiler se distribuye de manera similar a la ofrecida en venta. Departamentos: 57 por ciento; casas, 17; locales, 15; y oficinas, siete. El departamento de un dormitorio fue lo más publicado en alquiler: 57 por ciento del total. Al igual que en venta, las casas de tres dormitorios fue lo más ofrecido para alquilar. El primer cuatrimestre del año concentra la demanda en alquiler en departamentos, con 72 por ciento de las consultas. Casi la mitad de la demanda total es por departamentos de un dormitorio. 49% aumentaron los lotes Desde septiembre de 2012. En los últimos 20 meses, el valor de venta de los terrenos subió 49 por ciento, de acuerdo con el relevamiento del Cedin. Durante 2013. En los 12 meses del año pasado, el precio de los terrenos acumuló una suba de 29 por ciento. Lugares más demandados. Villa Catalina (Río Ceballos), Villa Rivera Indarte, Chacras de la Villa.     Fuente: http://www.lavoz.com.ar/negocios/el-precio-de-los-departamentos-subio-mas-que-los-alquileres      
El pasado 20 de octubre se realizó la reinauguración del O’Higgins Mall. Caffaratti estuvo presente en el evento con un stand, y la ocasión sirvió para mostrar Terrazas de O’Higgins, un complejo de 5 torres (125 departamentos), que se construyen detrás del mall, con una inversión de $ 100 millones.

Caffaratti Inmobiliaria comercializa las 5 torres con un total de 118 unidades de uno, dos y tres dormitorios. El complejo posee cocheras, club house, pileta. Cada unidad cuenta con asadores propios. Calderas duales, parquet y carpintería de aluminio. Mirá la nota publicada en Infonegocios.
Se trate de muros exteriores o divisiones interiores, de muros portantes o tabiques que no reciben cargas, las elecciones giran en torno a una limitada variedad de opciones: ladrillos de barro cocido, cerámicos huecos, bloques de hormigón o alivianados. A la hora de levantar muros, surgen dudas entre las bondades y los defectos de los distintos mampuestos. Para muros exteriores, se recomiendan los muros de ladrillos comunes de 30 cm o bien doble muro de 15 cm con cámara de aire; los bloques cerámicos en muros de 20 cm (ladrillos de 18 por 18 cm o 19 por 33 cm); o los bloques de hormigón, también en muros de 20 cm de espesor, para cumplir con los coeficientes exigidos de aislación térmica y acústica. Asimismo, como norma general, se consideran portantes -capaces de soportar cargas- los muros de ladrillo común, inclusive los de 15 cm; los bloques de hormigón de 18 por 19 por 33 cm y los ladrillos huecos cerámicos, pero sólo los “portantes”. Otra solución son los bloques alivianados (ver apoyo).

Los macizos. El tradicional muro de ladrillos comunes sigue teniendo grandes adeptos, ofreciendo indiscutibles ventajas de aislación térmica y sonora, y una elevada resistencia para solicitaciones estructurales. Si bien son piezas más pesadas. Además, el costo por m2 de una pared con estos mampuestos es de aproximadamente un 40 por ciento superior a la construida con ladrillos huecos. La mano de obra para levantar una pared de 30 cm de ladrillos comunes cuesta entre un 50 y 60 por ciento más que si se utilizan ladrillos cerámicos huecos, debido al mayor tiempo que implica su ejecución. El gasto en ladrillos supera al de los huecos en un 20 por ciento, aproximadamente, dado que para un m2 de muro de 30 cm -para exteriores- se requieren 106 unidades, cuyo costo aproximado es de $1,14 (costo en ladrillos por m2: $ 129,84). Y en el caso de los muros de ladrillos cerámicos huecos portantes, el costo por unidad es de $5,99 y se requieren 17 unidades por m2, lo que determina un costo por m2 de $101,83. Pero para levantar una pared de ladrillos comunes se requiere aproximadamente el 100 por ciento más de mezcla, lo que encarece también el total. Además, este tipo de paredes necesita más tiempo de ejecución. ¿Cerámica o cemento? Los ladrillos cerámicos huecos son aptos tanto para muros exteriores como interiores, utilizándose en paredes al exterior los de 18 por 18 cm o 19 por 33 cm, y en tabiques interiores los de 8 por 18 por 33 cm o bien los de 12 por 19 por 33 cm (las medidas varían según los fabricantes). Para muros sometidos a cargas verticales deberán utilizarse sólo los bloques portantes, que pueden ser de 12 o de 18 cm de espesor. Los ladrillos cerámicos huecos presentan en su interior perforaciones verticales y horizontales que favorecen un buen aislamiento térmico y acústico, propiciado por la cámara de aire interior. Además, el mayor tamaño de las piezas y su menor peso favorecen su colocación y manejabilidad, disminuyendo el tiempo que demanda la ejecución de la pared. El m2 de muro Si es de ladrillos comunes, se requieren aproximadamente 106 unidades; de cerámicos huecos portantes: 17; de bloques de hormigón: 13. De hormigón celular Lisos y precisos Comienzan a imponerse los ladrillos de hormigón celular, que permiten ejecutar todo tipo de mampostería, tanto exterior como interior, para muros portantes o tabiques de cerramiento. Ofrecen como notables ventajas la facilidad y rapidez de ejecución, además de su exactitud dimensional, que permite colocar los bloques con una delgada capa de mortero adhesivo ahorrando tiempo y dinero. Sus caras lisas requieren además bajo espesor de revoque para su terminación. Estos bloques cumplen los requerimientos estructurales para ejecutar paredes portantes exteriores en edificios de hasta tres plantas. Todos los ladrillos macizos de hormigón celular poseen 50 cm de largo y 25 cm de alto, varían sólo en su espesor que puede ser de 7,5; 10; 12,5; 15; 17,5 y 20 cm. El espesor mínimo de bloques para paredes exteriores es de 15 cm. Costo por unidad: $ 11,72 de 10 cm de espesor; $ 14,64 de 12,5 cm; $ 17,60 de 15 cm y $ 23,55 de 20 cm. Fuente: La Voz del Interior.
En esta nota de prensa te presentamos nuestros Alquileres temporarios. Carolina Caffaratti comenta lo más importante de esta nueva unidad de negocios:

En una encuesta publicada en Infonegocios.tv., los usuarios eligieron a las 10 inmobiliarias más importantes de Córdoba -excluyendo a las desarrollistas que comercializan sólo sus propios productos-. Entre ellas nos encontramos nosotros. Mirá los porcentajes de la votación: Sergio Villella Bienes Inmuebles - 73% Hansen Barrientos - 40% JB Srur - 40% Alvear SA - 37% Merguerian Bienes Raíces - 25% Juárez Beltrán - 21% Eduardo Malbrán Operadores Inmobiliarios - 17% Inmobiliaria Caffaratti - 11% Silvia Jarchum - 6% Bellomo Inmobiliaria - 3% Honigman Negocios Inmobiliarios - 3% Fuente: Infonegocios.tv.
¿Necesitás instalar un sistema de calefacción de agua en tu casa y no sabés cuál elegir?; aquí, las ventajas y desventajas de los distintos métodos. El mercado ofrece dos formas totalmente distintas: el termotanque, que almacena el agua y la mantiene a una temperatura constante, y el calefón, que calienta el agua en el momento, a través de una serpentina por donde circula.

El termotanque calienta el agua precisamente mediante un tanque. Como es de prever, el agua almacenada se va enfriando. El trabajo del aparato por mantener la temperatura del líquido genera un mayor gasto de energía. Cuando el consumo es importante, por ejemplo, en un baño de inmersión o cuando varias personas se duchan sucesivamente, debe esperarse unos veinte minutos, que es el tiempo promedio de recuperación del termotanque (varía según el tamaño del termo). Este sistema abastece varios grifos en simultáneo, funcionando con una mínima presión de agua, y no necesita ser instalado en un lugar accesible. Su vida útil ronda los cinco años, algo que puede variar según el mantenimiento que se le realice. El calefón funciona distinto. El agua circula por una serpentina que la va calentando. Sólo se enciende en el momento que se utiliza y no hay un volumen de líquido almacenado. Por lo tanto, no implica un tope en el consumo de agua y la utilización de gas se limita estrictamente al necesario. El mantenimiento es mínimo, generalmente más económico que el de un termotanque. Su vida útil es de unos diez años. Debe instalarse en un lugar cómodo y accesible para poder regular su temperatura de acuerdo a las necesidades del usuario. Además, el calefón requiere un nivel mínimo de presión de agua, algo que no sucede con el termotanque. Para abastecer varios grifos debemos tener condiciones de instalación adecuadas, como también de temperatura. En resumen, si la idea es bajar el consumo de gas lo ideal es optar por un calefón; lo mismo si buscamos un dispositivo de larga vida útil. Si no tenemos buena presión de agua la mejor alternativa es un termotanque, que nos brinda el confort de disponer de agua caliente en varios lugares simultáneamente. Entonces vemos no es que no hay un sistema superior al otro, sino que cada uno de ellos responde a diferentes necesidades. Al momento de optar por uno u otro, necesitaremos evaluarlos en función de las variables que acabamos de analizar. Fuente: Espacio living.
No dejar las cosas para último momento Los mejores inmuebles son normalmente alquilados con hasta 3 meses de antecedencia. Anticipá tu reserva y garantizá las mejores opciones. Localización En ciudades menores, preguntá al locatario sobre de la localización precisa del inmueble, incluso acerca de las condiciones de acceso al local (rutas), puntos de referencia e infraestructura de la región, como panaderías, farmacias y las condiciones de seguridad.

Una imagen vale mil palabras A través de las fotos se puede tener una buena idea de su interior. Si aún te quedan dudas solicitá al anunciante el envío de más fotos. En caso de que así lo desees, pedí referencias del locatario y/o referencias de personas que ya hayan alquilado el inmueble. Contrato: Protección para las dos partes Aún tratándose generalmente de períodos cortos, es común elaborar un contrato en el que esté detallado todo lo que fue acordado verbalmente o por email. Si bien lo ideal es hacer un contrato bien detallado, en la gran mayoría de los casos se utilizan, con eficiencia, documentos más simples, en los cuales deben constar por lo menos las fechas de inicio y finalización de la locación, el precio, el local del inmueble y la descripción de los bienes que se encuentran en la casa. Depósito Anticipado Algunos locatarios exigen un depósito anticipado para garantizar la reserva. Normalmente ese depósito es del 50% del valor total del alquiler.

Chequeo al llegar Al llegar al inmueble alquilado verificá si hay algún problema en el inmueble, como algún electrodoméstico o mueble roto o diferente de lo descrito y, en ese caso, contactá inmediatamente al locatario. Los raros inconvenientes en los alquileres por temporada se refieren a pequeñas sorpresas en momento de la recepción y la devolución de muebles y utensilios que forman parte del inmueble. Cuando el inmueble está dentro en un condominio Conocé el reglamento interno del condominio: preguntá si existe alguna prohibición en cuanto al uso de las zonas comunes de los inquilinos. Es recomendable que ese tipo de cuestiones queden aclaradas antes de alquilar el inmueble. ¿Para cuántas personas? Respetá el número de personas comunicado en el acto de la locación. Fuente: Propiedades en red.