Sin importar el tamaño de tu habitación, los lugares de almacenamiento son importantes para maximizar el espacio disponible. Las habitaciones a menudo pueden desordenarse con todas las cosas que podés tirar alrededor: ropa, accesorios, zapatos que van a parar al suelo en vez del closet. Una habitación ordenada te asegurará mejores noches de sueño y la seguridad de encontrarlo todo sin desperdiciar el tiempo.

Antes de comenzar a organizar tu habitación, revisá tus pertenencias y tratá de conservar sólo lo que realmente uses y necesites. Doná o reciclá todo aquello que te sobre, limpiá tu closet para traer prosperidad y sobre todo, orden. Hecho esto, es hora de optimizar los lugares de almacenamiento.

Hay muchas formas de mejorar la forma de guardar tus pertenencias. En primer lugar, la cama es una excelente opción. La mayoría de las camas poseen espacio debajo de ellas que pueden ser excelentes lugares para organizar objetos y ropa que no necesites todo el tiempo, como la ropa de invierno y zapatos. En el mercado vas a encontrar cajas, bolsas especiales de todos los tamaños creadas especialmente con este propósito. Las mesas de luz con cajones y repisas son perfectas para disponer en ellas esos objetos que solés utilizar en tu cama: libros, lentes, toallas de papel y hasta medicamentos.

Aprovechá el espacio vertical, no sólo el horizontal. Sacá el máximo partido a tus paredes disponiendo estantes y repisas flotantes, para maximizar el espacio libre en el suelo. Utilizá repisas pequeñas para objetos como perfumes y joyeros, liberando la superficie de las mesas. Aprovechalo también para tus libros, objetos de colección, etc. Construir unas repisas desde el techo hasta el suelo y luego emplear cajas de almacenaje es otra idea fabulosa para aprovechar el espacio en las paredes.

Mantener tu habitación ordenada no tiene que suponer una inversión elevada. Hasta cajas de cartón cubiertas con un lindo papel hará el trabajo. Implementá unos pocos cambios y notarás la diferencia en el orden y aprovechamiento del espacio de tu habitación. Fuente: Estilo y Deco.