El cambio climático constituye actualmente la mayor amenaza ambiental de este siglo. Hoy en día esta preocupación se extiende a escala gubernamental, científica y empresarial. Pero todos podemos contribuir con el cambio gradual de nuestros hábitos desde el consumo y los modos de vivir. ¿Qué tipo de ventanas tienen en su casa? Existen, sistemas de ventanas de PVC con tecnología y diseño que permiten ahorrar energía. Por eso ahora actuemos y ahorremos más energía. El Instituto Nacional de Tecnología Industrial nos acerca las cifras de consumo de los artefactos de climatización. Estos datos se encuentran expresados en kilowatt-hora, el consumo de electricidad mensual. Por ejemplo, Un aire acondicionado de 3500 frigorías tiene un consumo de 96, 75 (kWh), un ventilador de techo tiene un consumo de 10,8 (kWh) y uno portátil consume 5,4 (kWh). El consumo de los acondicionadores de aire se podrá ver disminuido si contamos con un sistema de ventanas que tengan un cerramiento hermético y que aísle acústica y térmicamente nuestra vivienda. Hay sistemas de ventanas que reducen el consumo energético de una vivienda en un 37% y son 25% más eficaces en su aislamiento acústico.

Por otra parte, el aire acondicionado es uno de los equipos de mayor consumo energético en el hogar. El INTI nos provee de algunas recomendaciones para contribuir al ahorro energético: -Regule la temperatura del acondicionador de aire de tal manera que sea constante y cuando se encuentre el ambiente frío, prender el ventilador es la mejor opción. -Una vez al año revise con un técnico calificado si la unidad necesite gas refrigerante, esto asegura el correcto funcionamiento del artefacto. Un acondicionador que tienen dos o más años sin mantenimiento, consumen el doble de energía. -Limpie el filtro de aire cada 15 días. Si no realiza la limpieza provoca que el motor trabaje sobrecargado y se reduce su vida útil. -Mantenga las habitaciones cerradas mientras esté funcionando el acondicionador de aire. Revise el correcto cerramiento de los sistemas de aberturas. Fuente: Clarín Inmuebles.