-Si piensa retirar dinero de una entidad, no debe divulgar esta información. Tampoco los días y horarios en que va a realizar la operación ni el lugar donde se realizará. Es fundamental evitar las rutinas, es decir, no retirar siempre un día determinado en un mismo horario cada semana. -Ir acompañado. Es recomendable que alguien de su absoluta confianza lo acompañe a retirar el dinero, de preferencia una persona de sexo masculino. -Intentar utilizar las casas matrices de los bancos y no sucursales alejadas para realizar el retiro. Si bien algunas entidades cobran comisión por no retirar el dinero donde originalmente se lo depositó, de esta manera uno hace la operación en una zona más protegida y con más movimiento. -Prestar atención a las motos encendidas en las cercanías de la sucursal o a vehículos en idénticas circunstancias -Prestar atención a la gente dentro de la sucursal. En caso de notar un comportamiento extraño, notificar al personal de seguridad -No avisar de antemano al banco que va a retirar dinero -No utilizar el lugar que algunas sucursales tienen destinado para que clientes cuenten dinero en efectivo. Muchas veces el ingreso a estos recintos sirve para ser marcados automáticamente, por más que el monto a retirar sea mínimo -Al guardar el dinero, si Usted está acompañado, es recomendable dividir el dinero entre esas personas, de manera que si es víctima de un robo, no perderá la totalidad del dinero. Si está solo, es preferible guardar el dinero no en una sola ubicación y distribuirlo en bolsillos, maletines y otros lugares -Al salir del banco, observe bien el panorama para detectar movimientos raros o personas que ya haya visto antes de entrar. -En caso de utilizar un taxi o remis, evitar tomarse uno en la puerta de la sucursal de la entidad donde se realizó la operación ni en lugares cercanos a la misma. -Mientras se aleja del banco, observe si está siendo seguido por alguien. Si tiene sospechas, llamar al 911 de inmediato. -Tener pensado y diagramado de antemano el camino de vuelta. Tener preparadas las llaves (tenerlas a mano) antes de ingresar al domicilio de manera que este trámite sea lo mas rápido posible. Existieron casos de robo por demoras en el ingreso derivadas de este motivo. -En caso de sumas elevadas (por ejemplo compraventa de un inmueble), evaluar la contratación de custodios o el alquiler de un transporte de caudales. Muchas veces por ahorrar en esto, se termina perdiendo todo. -Si en la entidad le indican que debe volver al día siguiente porque no tienen disponibilidad, exija que la entidad le deje constancia por escrito de esta negativa. Fuente: Zona Bancos