Estos son algunos tips que pueden ayudarte a mantener una buena convivencia y ambiente con tus compañeros de departamento:

Buena Comunicación. Es imprescindible que haya una buena comunicación entre los compañeros de departamento. En el caso de que el idioma sea una barrera, siempre es adecuado encontrar la forma para que evitar los malos entendidos. Sea mensaje de texto o notas en las cocina, la comunicación siempre debe ser abierta.

Tener Respeto. Siempre tiene que haber respeto hacia la persona con la cual compartes el departamento, así como con sus pertenencias, para que ellos también te respeten.

Crear Reglas. Es recomendable establecer reglas básicas. Algunos ejemplos de reglas pueden ser: compra de comestibles en común y productos de limpieza, si se aceptan mascotas, si se puede fumar en el lugar, huéspedes nocturnos, toma de mensajes, limpieza general, horarios de trabajo , entre otros.

Comprometerse. Te tienes que comprometer a siempre pagar a tiempo, y a cuidar el lugar, y entregarlo como lo recibiste.

Ponerse en el lugar del otro. Siempre hay que pensar en el otro compañero o compañeros cuando se quieren tomar decisiones.

 

Fuente: http://blog.compartodepto.com/tips-convivencia/

 

Te recomendamos los siguientes tips de seguridad:

>> Exigí que se respete el cierre con llave de la puerta de entrada las 24 horas.

>> Fijate si la iluminación es deficiente o inexistente en el hall de entrada, pasillos, escaleras, sótanos y bauleras.

>> Mirá si el pulmón de manzana o los patios internos y/o externos están iluminados y desmalezados.

>> Informá con anticipación al encargado o portero y a los vecinos de las mudanzas.

>> Si el acceso por el último piso o terraza es demasiado vulnerable, pedí medidas preventivas.

>> Proponé en una reunión de consorcio la creación de un reglamento interno de seguridad con medidas preventivas y teléfonos de emergencias y de los vecinos. El portero: es un “aliado” en la prevención, ya que está muy atento a los movimientos dentro del edificio. Cualquier sospecha, hablá con él.

Los ascensores: tres claves para viajar seguro

• No subas al ascensor con desconocidos, aunque su aspecto sea confiable: siempre es preferible esperar un poco y viajar seguro.

• Si subís con un desconocido, tomá el control de la botonera y preguntale a qué piso va y asegurate que descienda en él. De lo contrario, seleccioná un piso distinto al de esa persona.

• Tené localizada siempre la alarma. Si te asaltan, tratá de tocarla o intentá apretar varios botones, aunque sea recostándote sobre el tablero.

 

Fuente: http://www.diaadia.com.ar/tu-dia/tu-seguridad/consejos-seguridad-para-departamentos

 

En lugares donde el espacio debe aprovecharse al máximo la organización se vuelve imprescindible. Una vez al año hacete tiempo para organizar toda tu casa completa. Si sólo limpias una habitación, lo más probable es que tires todo a otro ambiente, y así el desorden nunca termina. Pero no te preocupes, organizar tu hogar no es un tarea complicada, pero lleva su tiempo. Marcá un fin de semana en el calendario para esta tarea y seguí los siguientes pasos.

Listado Hacé un listado de todas la habitaciones y espacios de tu hogar. Luego, escribí cada cajón y espacio que debes organizar, por habitación. Por ejemplo, en la habitación principal podés listar el ropero, el closet, debajo de la cama, las mesitas de luz y el escritorio. En la cocina tal vez tu lista incluya la heladera, los gabinetes, los cajones. Empezá por la habitación mas fácil Prepará todo lo que necesitás, como bolsas de basura, cajas de cartón, trapos y desinfectantes, y luego escogé la habitación que puedes terminar más rápido. Si empiezás por la parte mas fácil, podrás sentir que estas avanzando mas rápido. Quitá todo lo que tengas en el primer espacio que tengs que organizar y dejálo en el piso. Tomate unos minutos para limpiar el cajón completamente, quitando el polvo y pasando un trapo húmedo.

Separá la basura Ahora volvé a lo que había en el cajón. Sin perder mucho tiempo, separá todo lo que es basura. Comenzá por lo obvio, como papel o cosas rotas. Luego revisá bien que tenés. ¿Hay cosas que están en mala condición y no vas a volver a usar? A la basura. ¿Tenés cosas que no vas a volver a usar pero están en buena condición? Sepáralas para una venderlas o dárselas a alguien que las necesite. Escribí en las bolsas con un marcador si son basura o no.

Separá lo que quieras guardar Este paso tal vez es el que te tome más tiempo: decidir que podés almacenar y que necesitás todos los días. Seguramente hayas hecho esto cuando es hora de guardar ropa y zapatos al final del verano o invierno, pero ahora debes hacerlo con todas tus pertenencias. Por ejemplo, en la cocina, ¿hay fuentes que solo usas unas veces al año? Si no tenés mucho espacio, es una buena idea que las guardes. Lo mismo con papeles importantes, como los impuestos o contratos. Si algo no lo usás varias veces a la semana, entonces pensá en guardarlo en una caja. Escribí los contenidos de cada caja antes de cerrarlas para que encontrar todo cuando lo necesités.

Ubicá donde corresponde Ya casi terminás. Ahora es tiempo de poner las cosas en su lugar y de manera organizada. Acomodá papeles, doblá la ropa y poné todo en orden. Si tenés cajas que guardar, separalas por habitación y asegurate que la leyenda con lo que hay adentro se vea. Una vez que tengas el primer ambiente ordenado y limpio continua con otro, siguiendo los mismos pasos. No te olvides de marcar en tu lista lo que ya hayas terminado. El terminado final es una de las partes mas gratificantes.

Fuente: http://decoracion.about.com/od/comoorganizartuhogar/ss/Organiza-Toda-Tu-Casa-En-Cinco-Pasos.htm

 

En cada mudanza hay sentimientos encontrados, por un lado la ilusión por la etapa que comienza en el nuevo hogar y, por el otro, la desazón de tener que embalar y trasladar absolutamente todas nuestras pertenencias. Por supuesto que al mudarnos no todo es embalar, pero sin dudas es una de las cuestiones más importantes a realizar. En este artículo intentamos responder a una pregunta que te puede ayudar a simplificar el trabajo “¿Cómo embalarlo todo sin problemas?” mediante una docena de consejos.

Una docena de consejos

1. Embalar los artículos pesados en cajas más bien pequeñas y los livianos en cajas más grandes.

2. Los platos y fuentes deben ser embalados de costado, no apilados, y rellenar los huecos con papel de diario arrugado.

3. Controlar que los medicamentos y artículos de tocador estén bien cerrados antes de ser embalados, además se recomienda colocarlos a todos dentro de la misma caja para, al llegar, poder ubicarlos a todos a la vez en su nuevo lugar.

4. Etiquetar con claridad lo que contiene cada caja, y dejar bien claro aquellas que contengan elementos considerados "Frágiles" colocando varios carteles en la caja.

5. Embalar habitación por habitación, así resultará más fácil colocar las cajas juntas en la nueva habitación y proceder a desembalarlas.

6. Si los hijos quieren ayudar, pueden hacerlo embalando sus juguetes, así se sentirán parte de la mudanza y sin dudas son una gran ayuda.

7. Dejar a mano la caja que contiene las sábanas y toallas, para encontrarlas con facilidad la primera noche en la casa nueva.

8. Se recomienda retirar todos los focos de los veladores antes de embalarlos.

9. Evitar embalar todo en un solo día, porque al cabo de unas horas lo sencillo se puede tornar un caos. Es mejor ir embalando varias cajas por día, para que al llegar el momento del traslado la mitad del trabajo ya este hecho.

10. Es conveniente pedirle a algún amigo o familiar que se quede con los niños y la mascota mientras el resto realiza la mudanza.

11. Colocar las plantas a último momento en el camión de la mudanza.

12. No llevar a la casa nueva cosas que no sean necesarias conservar. Este es el momento cuando uno se da cuenta de todo lo que guardo alguna vez por si acaso, y que jamás utilizó realmente. Todo lo que no se ha usado en los últimos 12 meses, es muy probable que no lo use en el próximo tiempo.

Cambiarse de casa genera muchas ilusiones, pero también varios contratiempos. Si planificamos y organizamos la mayor cantidad de cosas, la llegada a la nueva vivienda se hará de manera más relajada y sencilla, evitando el stress que significa el cambio. Esperamos que estos tips te hayan resultado útiles, tengas una buena mudanza y disfrutes de tu nuevo hogar.

Muchos tenemos problemas de humedad en lugares como el baño, el sótano o el desván, lugares que son propensos a presentar manchas de humedad. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las veces la humedad es síntoma de una mala ventilación, pero si se empleas una pintura adecuada se puede ayudar a la pared a transpirar y se evita la aparición de humedades. Lo que tienes que hacer es aplicar pinturas “antimoho” y “antihumedad” que acaban con la humedad en las paredes y sus efectos negativos. Cuando se aplican sobre una pared, consiguen reforzarlo y protegerlo para mejorar su estado de conservación. Otras opciones pasan por emplear materiales cerámicos para revestir la pared o bien colocar un friso. La pintura antihumedad posee una alta permeabilidad al vapor de agua, que es el principal aliado de la humedad. Esto permite que la pared transpire y evita que el vapor se adhiera a la superficie, ya que éste se evapora antes de que se pueda acumular sobre la pared. Estos productos poseen la resina de silicona, que repele al agua hasta hacer que resbale por la superficie. Así, se evita el efecto “peladura” y se garantiza una gran durabilidad de la pintura, así como un importante ahorro económico y se crea una película porosa por la que se escapa la humedad. Tiene unas propiedades hidrófugas que la hacen ideal para estancias como el sótano, el baño o el desván, que muchas veces carecen de ventilación natural. Esta pintura está a la venta en varios colores, por lo que es fácil encontrar la tonalidad que mejor se ajusta a los gustos. Por otro lado, se puede utilizar como base y pintar sobre ella con otro color. En el caso de la pintura antimoho, primero hay que limpiar los restos de moho para aplicar encima la pintura, también es conveniente descubrir cuál es el foco de la humedad, ya que puede estar en alguna avería que sea necesario reparar. Fuente

Ubicación del Inmueble

Cuando salimos en busca de una propiedad, además de la ubicación, solo pensamos en el costo por metro cuadrado. El tema de la ubicación es fundamental. La cercanía a medios de transporte, locales comerciales, escuelas, plazas, son elementos que influyen en el valor del inmueble y no hay que dejarlos de lado. Elegir departamento

Orientación del Departamento

Un punto para tener en cuenta es la orientación. Evite elegir un departamento con orientación Oeste. Si opta por un departamento con esa orientación, debe calcular que tendrá que invertir en toldos y equipos de aire acondicionado ya que es prácticamente imposible frenar el sol en los meses de verano y su hogar sin estos adminículos se convertirá en un gran sauna. La orientación Sur, a pesar de que no verá un rayo de sol, es muy luminosa. La orientación Este, es muy buena en especial para los dormitorios ya que reciben el sol de la mañana y por la noche estará fresco. La orientación Norte recibe el sol del mediodía y no es tan ventosa como la Este. Fuente

Tener un rincón íntimo donde comenzar el día, donde sentarse con una taza de te o café y disfrutar de una comida sencilla pero importante es una forma simple de hacer de la decoración de nuestro hogar una parte fundamental que contribuya con el buen humor y el impulso para comenzar el día. Si deseas crear tu rincón para desayunar, te damos algunos consejos.

Ubicación: El lugar típico para los rincones para desayunar es justo al lado de la cocina o en la ventana del comedor. De todas formas, pueden instalarse en cualquier habitación en la que te sientas cómodo, así que no temas aprovechar ese rincón olvidado junto a la ventana. Iluminación: Es ideal que los rayos de una brillante mañana bañen la mesa mientras desayunas. Busca que la habitación tenga una orientación hacia el este, sureste o noreste para que aproveches los rayos del sol. En caso de que no puedas, una iluminación cálida pero brillante es la más adecuada. Asegurate de disponer de una luz tenue, si planeás usar el espacio durante la noche.

Colores: Dicen que los colores cálidos aumentan el apetito. Así que tonos como el amarillo, rojo y blanco son magníficos. Sin embargo, si deseas utilizar colores que contrasten o complementen con el resto de la decoración, no te detengas. Si a través de la ventana tenés un paisaje lleno de verde y flores, podés integrar esos tonos en tu decoración.

Muebles: No hay ninguna limitación al elegir los muebles perfectos. Elegí aquellos que destaquen y que, al mismo tiempo, combinen con el resto de la habitación. Naturalmente, necesitarás mesa y sillas, pero si lo deseas, puedes instalar una banqueta adosada a la ventana, para aprovechar la luz y el espacio. Si el espacio es tu problema, las mesas y sillas altas son la opción perfecta.

Accesorios: Utilizá accesorios decorativos para personalizar y hacer aún más atractivo tu rincón para desayunar, cortinas, almohadones, flores, manteles, algún cuadro o fotografía e incluso un arreglo con frutas y flores en el centro lucirán perfectos y agregarán tu personalidad al espacio.

No dejar las cosas para último momento Los mejores inmuebles son normalmente alquilados con hasta 3 meses de antecedencia. Anticipá tu reserva y garantizá las mejores opciones. Localización En ciudades menores, preguntá al locatario sobre de la localización precisa del inmueble, incluso acerca de las condiciones de acceso al local (rutas), puntos de referencia e infraestructura de la región, como panaderías, farmacias y las condiciones de seguridad.

Una imagen vale mil palabras A través de las fotos se puede tener una buena idea de su interior. Si aún te quedan dudas solicitá al anunciante el envío de más fotos. En caso de que así lo desees, pedí referencias del locatario y/o referencias de personas que ya hayan alquilado el inmueble. Contrato: Protección para las dos partes Aún tratándose generalmente de períodos cortos, es común elaborar un contrato en el que esté detallado todo lo que fue acordado verbalmente o por email. Si bien lo ideal es hacer un contrato bien detallado, en la gran mayoría de los casos se utilizan, con eficiencia, documentos más simples, en los cuales deben constar por lo menos las fechas de inicio y finalización de la locación, el precio, el local del inmueble y la descripción de los bienes que se encuentran en la casa. Depósito Anticipado Algunos locatarios exigen un depósito anticipado para garantizar la reserva. Normalmente ese depósito es del 50% del valor total del alquiler.

Chequeo al llegar Al llegar al inmueble alquilado verificá si hay algún problema en el inmueble, como algún electrodoméstico o mueble roto o diferente de lo descrito y, en ese caso, contactá inmediatamente al locatario. Los raros inconvenientes en los alquileres por temporada se refieren a pequeñas sorpresas en momento de la recepción y la devolución de muebles y utensilios que forman parte del inmueble. Cuando el inmueble está dentro en un condominio Conocé el reglamento interno del condominio: preguntá si existe alguna prohibición en cuanto al uso de las zonas comunes de los inquilinos. Es recomendable que ese tipo de cuestiones queden aclaradas antes de alquilar el inmueble. ¿Para cuántas personas? Respetá el número de personas comunicado en el acto de la locación. Fuente: Propiedades en red.

Buscar un departamento para vivir puede ser una experiencia muy estresante, y con razón. Para que la búsqueda sea lo más eficaz posible, es necesario dejar el estrés afuera, y afortunadamente, esto no es tan complicado como parece. Aquí le ofrecemos seis consejos que te orientarán para encontrar su departamento de manera más ordenada y distendida: 1. ¿Qué estás buscando? Antes de salir a buscar departamentos, tomate el tiempo para decidir sobre tus pretensiones. Hacé preguntas como: ¿Cuántos dormitorios necesito? ¿Cuántos baños necesito? ¿Cuánto espacio necesito? ¿Qué tan importante es el tamaño? ¿Qué tan importante es la ubicación? ¿Quiero una cocina moderna? ¿Quiero que tenga buena vista? ¿Necesito un lugar para estacionar mi auto? ¿Qué servicios son importantes para mí? ¿Necesito un portero, servicio de lavandería o un gimnasio en el edificio? ¿Necesito que se admitan animales?

Por ejemplo, si necesitás vivir cerca de su lugar de trabajo o lugar de estudio, comenzá mirando alrededor del área de interés y luego reflexioná sobre la aceptabilidad de las alternativas para satisfacer mis necesidades. Una vez que tengas establecido lo que necesitás exactamente, ya podés comenzar la búsqueda manteniendo todos tus criterios en mente. No pierdas tiempo analizando listas de departamentos que no calzan con tus proyectos. 2. Mantenete enfocado y no te desanimes. Cuando comiences a cansarte con la búsqueda de su departamento, no desesperes! Por el contrario, manténgase enfocado y atento. Recordá el entusiasmo que tenías cuando empezaste e imaginá lo feliz que estarás cuando encuentres el lugar esperado. 3. Establecé expectativas y metas realistas. Pocas personas pueden decir que encontraron el piso perfecto sin mucho esfuerzo. En caso de que encuentres un departamento de manera inmediata, genial! habrás tenido mucha suerte. Pero si no resulta así, tenés que tomar la experiencia con calma, conciente de que sólo se trata de una cuestión de tiempo para alcanzar el objetivo.

4. Si son dos, creen un plan de acción. Si estás buscando un departamento para dos personas, acordá su plan de acción con ésta. Si ambos están demasiado ocupados como para recorrer todas las posibilidades de compra juntos, dividan las tareas. Tal vez puedan asignarse una cantidad de inmobiliarias cada uno. Si sólo uno de los dos visita un departamento que podría ser considerado, lo ideal es que luego, vuelvan a verlo juntos. Si están buscando departamento en un momento de mucha demanda del mercado inmobiliario, pues realicen una lista de prioridades y visiten en primer lugar los que más les gustaron. 5. Organizá y tomá nota. Una vez que haya visto una buena cantidad de departamentos, es posible que la gran cantidad de información te cree confusión. Organizarse realizando notas claras acerca de la impresión que le causaron los departamentos visitados en sus diferentes aspectos, te ahorrará esfuerzos. Por ejemplo, elaborá un mapa (a mano o en la computadora) donde puedas enumerar los siguientes factores: la dirección del departamento; el nombre del vendedor o inmobiliaria, el nombre del propietario, información del contacto; la cantidad de dormitorios y baños; los pro y los contra; promesas que se hicieron, y notas adicionales. 6. Hacé preguntas. La elección de un lugar para vivir es un asunto serio, por eso tenés que hacer preguntas que creas necesarias. De esta forma, será más fácil encontrar el lugar perfecto, aquel que usted podrá llamar “hogar”. Fuente: Argenprop.

Mudarte a un nuevo departamento es algo que nadie espera con entusiasmo por todo el trabajo que esto implica, pero es algo que hay que hacer, y por eso te damos algunos consejos para que sea una tarea mucho más sencilla! Dejá tiempo extra para embalar todas tus cosas. Esto casi siempre lleva mucho tiempo. Conseguí más cajas de las que creés que vas a necesitar. No debés llegar al último minuto sin tener dónde transportar tus cosas. Consejo: podés preguntar en un supermercado, almacén u otra tienda de tu barrio si tienen cajas vacías.

Depurá. Deshacete de cada objeto que pensás que no vas a usar o que no querés. Esto disminuirá la cantidad de cosas que tenés que transportar a tu nuevo departamento. Existen muchas opciones para donar todo tipo de objetos: ropa, computadores, muebles y muchas cosas más. De esta forma no tendrás que desperdiciar dichos elementos. Clasificá. Colocá cosas similares en cada caja, cerralas con la cinta de embalaje y etiquetalas. Por ejemplo, una caja puede contener "ropa de invierno", otra "ropa de verano", y la siguiente "juegos", etc. Consejo: etiquetá cada caja al menos en dos lados, de preferencia en la parte superior y en el fondo.

Empacá en el orden en que vayas a necesitar las cosas. Poné esas cosas que vayas a necesitar inmediatamente (ropa para el día siguiente, un par de platos para comer en la noche) en la cima de las cajas para que de esa manera puedas acceder fácilmente a ellas. Protegé lo frágil. Asegurate de envolver cualquier objeto que potencialmente se pueda romper en plástico con burbujas, toallas, sábanas o diarios. Mudate. Conseguí la mayor cantidad de gente que puedas para que te ayuden. Contratá un camión o, mejor todavía, si podés pagarlo, contratá un equipo de mudanza. En primer lugar, colocá en el camión los muebles más grandes. Luego, llevá las cajas y otros objetos en orden dependiendo de cuán frágiles son; las cosas más frágiles deber ser llevadas al final. Fuente: Latinguru.