Aunque ya no con la tendencia expansiva de los años anteriores a la crisis entre el gobierno nacional y el campo, por un lado; y a la crisis económica internacional, por otro, que dejó también sus secuelas, el sector de la construcción sigue manejando buenos niveles de rentabilidad, tanto para las empresas constructoras y afines, como para los inversionistas inmobiliarios.

Números y opiniones. “En el período 2002-2008, previo a la crisis del campo, todo era por demás rentable y crecía a un ritmo increíble. Todos los que apostaron, inclusive los inversionistas del ‘boom’ de la soja, hicieron buenos negocios en el rubro inmobiliario”, afirma Roque Lenti, Presidente de GNI. “Hoy comienza un nuevo ciclo: el mercado está mucho más lento, bajó la rentabilidad y hay que apostar a la eficiencia, pero el sector mantiene un buen ritmo”, afirma el desarrollista. Paralelamente, desde la Cámara de la Construcción, agregan que si bien en la calle suelen distorsionarse las expectativas, algunos indicadores más que objetivos, como el consumo de cemento, revelan buenos balances para este año. De acuerdo a las cifras publicadas por la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, en Córdoba, los consumos en toneladas del mes de julio ascienden a 106.863, en tanto el acumulado anual a 677.020. Estos parámetros, comparados con los años 2006, 2007, 2008 y 2009 –ver recuadro– indican que no ha habido una marcada disminución en su consumo, si bien las cifras incluyen su uso en todo tipo de obras: privadas y públicas, y en éstas las viales y posibles consumos fuera de la provincia. Costos actualizados. El valor promedio de un departamento en propiedad horizontal es de 1.200 a 1.300 dólares el metro cuadrado. Con respecto a los precios, el empresario Roque Lenti sostiene que en el marco actual –con inflación y un dólar estable– los costos de los inmuebles seguirán tendiendo al alza. Así, el costo de la construcción en general –no sólo en propiedad horizontal– sigue una tendencia alcista. De acuerdo a los datos difundidos por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Provincia, en agosto aumentó un 4,8 por ciento, en Córdoba, incremento definido especialmente por la suba en la mano de obra (6,9%); en los materiales (1,9%) y en algunos servicios vinculados con la actividad, como agua de construcción, instalación de gas, etc. (4,4%). Fuente: La Voz del Interior