Aproximándonos a épocas en donde llegarán nuevos inquilinos a la ciudad, proponemos los diez elementos que no pueden faltar en tu nueva casa o departamento: 1. Dos juegos de sábanas para poder lavar uno y poner el otro limpio. Puede ser uno solo si es que tenés lavadora y secadora.

2. Elementos de cocina. No te mudes sin, al menos, una cacerola, una sartén y platos, vasos y cubiertos suficientes para vos y para tu media de amigos invitados. 3. Una caja de herramientas, aunque tengás la casa en perfecto estado y todo instalado. Suele pasar que se rompe algo justo en domingo por la tarde y te haga falta una llave inglesa. 4. Una buena cama. Parece algo obvio pero por apuro o falta de dinero, en ocasiones pensás que podés acomodarte por unos días en un colchón inflable o bolsa de dormir. Invertí en salud y conseguí una buena cama. 5. Elementos de aseo personal y también de limpieza de la casa, como escoba, lavandina, detergente, etc.

6. Un lugar para tender, ya sea un tendedero exterior o uno interior en el que dejar que se seque la ropa. 7. El electrodoméstico imprescindible en una cocina es la heladera. Sin un lugar donde conservar los alimentos, es muy difícil vivir cómodamente. 8. Si vivís en zonas con inviernos fríos, una estufa sería lo mínimo indispensable. En verano, tendrás que conseguir un ventilador o lograr ahorrar para invertir en un aire acondicionado. 9. Una mesa y una silla al menos. El cuerpo puede estresarse si no se come en una mesa; no es lo mismo un escritorio frente a la computadora. 10. Elementos distractivos, como un televisor, juegos, libros, etc., para que puedas disfrutar cada momento de tu casa o departamento y no sea sólo un lugar para dormir o trabajar. Fuente: Decoesfera.

El espacio de trabajo que va a ser utilizado por un joven debe ser cómodo y bueno para el estudio y la concentración.

Es importante también que posean lugar para guardar libros y material de estudio, todo con un color y un diseño que invite a pasar tiempo allí. Para las chicas colores suaves y moda, para los chicos colores oscuros y con accesorios deportivos.

En estos ejemplos, la creatividad aflora en cada rincón. Buscando mantener homogeneidad entre los accesorios y los muebles elegidos, un toque de color para mujeres, pero en los mismos tonos. Los accesorios para las muchachas tienen que ver con la moda, pero esto depende del gusto de la joven.

El joven que estudiará en este espacio es el que debe elegir los colores y muebles con los que va a crear su espacio de trabajo, un lugar cómodo y sereno, en donde poder concentrarse. Siempre hay que tener en cuenta la decoración de la habitación, y tratar en lo posible que el escritorio y demás muebles de estudio se complementen con el resto. Tendrá mucho de su personalidad, sin olvidar que es un espacio de trabajo, donde tendrá mucho material que mantener en orden.

Lo importante en este tipo de espacios es la funcionalidad y los colores. El equilibrio y la armonía entre estos elementos invitarán al joven a estudiar y concentrarse. Fuente: Estilo y deco.
Mudarte a un nuevo departamento es algo que nadie espera con entusiasmo por todo el trabajo que esto implica, pero es algo que hay que hacer, y por eso te damos algunos consejos para que sea una tarea mucho más sencilla! Dejá tiempo extra para embalar todas tus cosas. Esto casi siempre lleva mucho tiempo. Conseguí más cajas de las que creés que vas a necesitar. No debés llegar al último minuto sin tener dónde transportar tus cosas. Consejo: podés preguntar en un supermercado, almacén u otra tienda de tu barrio si tienen cajas vacías.

Depurá. Deshacete de cada objeto que pensás que no vas a usar o que no querés. Esto disminuirá la cantidad de cosas que tenés que transportar a tu nuevo departamento. Existen muchas opciones para donar todo tipo de objetos: ropa, computadores, muebles y muchas cosas más. De esta forma no tendrás que desperdiciar dichos elementos. Clasificá. Colocá cosas similares en cada caja, cerralas con la cinta de embalaje y etiquetalas. Por ejemplo, una caja puede contener "ropa de invierno", otra "ropa de verano", y la siguiente "juegos", etc. Consejo: etiquetá cada caja al menos en dos lados, de preferencia en la parte superior y en el fondo.

Empacá en el orden en que vayas a necesitar las cosas. Poné esas cosas que vayas a necesitar inmediatamente (ropa para el día siguiente, un par de platos para comer en la noche) en la cima de las cajas para que de esa manera puedas acceder fácilmente a ellas. Protegé lo frágil. Asegurate de envolver cualquier objeto que potencialmente se pueda romper en plástico con burbujas, toallas, sábanas o diarios. Mudate. Conseguí la mayor cantidad de gente que puedas para que te ayuden. Contratá un camión o, mejor todavía, si podés pagarlo, contratá un equipo de mudanza. En primer lugar, colocá en el camión los muebles más grandes. Luego, llevá las cajas y otros objetos en orden dependiendo de cuán frágiles son; las cosas más frágiles deber ser llevadas al final. Fuente: Latinguru.
Buscar un departamento para vivir puede ser una experiencia muy estresante, y con razón. Para que la búsqueda sea lo más eficaz posible, es necesario dejar el estrés afuera, y afortunadamente, esto no es tan complicado como parece. Aquí le ofrecemos seis consejos que te orientarán para encontrar su departamento de manera más ordenada y distendida: 1. ¿Qué estás buscando? Antes de salir a buscar departamentos, tomate el tiempo para decidir sobre tus pretensiones. Hacé preguntas como: ¿Cuántos dormitorios necesito? ¿Cuántos baños necesito? ¿Cuánto espacio necesito? ¿Qué tan importante es el tamaño? ¿Qué tan importante es la ubicación? ¿Quiero una cocina moderna? ¿Quiero que tenga buena vista? ¿Necesito un lugar para estacionar mi auto? ¿Qué servicios son importantes para mí? ¿Necesito un portero, servicio de lavandería o un gimnasio en el edificio? ¿Necesito que se admitan animales?

Por ejemplo, si necesitás vivir cerca de su lugar de trabajo o lugar de estudio, comenzá mirando alrededor del área de interés y luego reflexioná sobre la aceptabilidad de las alternativas para satisfacer mis necesidades. Una vez que tengas establecido lo que necesitás exactamente, ya podés comenzar la búsqueda manteniendo todos tus criterios en mente. No pierdas tiempo analizando listas de departamentos que no calzan con tus proyectos. 2. Mantenete enfocado y no te desanimes. Cuando comiences a cansarte con la búsqueda de su departamento, no desesperes! Por el contrario, manténgase enfocado y atento. Recordá el entusiasmo que tenías cuando empezaste e imaginá lo feliz que estarás cuando encuentres el lugar esperado. 3. Establecé expectativas y metas realistas. Pocas personas pueden decir que encontraron el piso perfecto sin mucho esfuerzo. En caso de que encuentres un departamento de manera inmediata, genial! habrás tenido mucha suerte. Pero si no resulta así, tenés que tomar la experiencia con calma, conciente de que sólo se trata de una cuestión de tiempo para alcanzar el objetivo.

4. Si son dos, creen un plan de acción. Si estás buscando un departamento para dos personas, acordá su plan de acción con ésta. Si ambos están demasiado ocupados como para recorrer todas las posibilidades de compra juntos, dividan las tareas. Tal vez puedan asignarse una cantidad de inmobiliarias cada uno. Si sólo uno de los dos visita un departamento que podría ser considerado, lo ideal es que luego, vuelvan a verlo juntos. Si están buscando departamento en un momento de mucha demanda del mercado inmobiliario, pues realicen una lista de prioridades y visiten en primer lugar los que más les gustaron. 5. Organizá y tomá nota. Una vez que haya visto una buena cantidad de departamentos, es posible que la gran cantidad de información te cree confusión. Organizarse realizando notas claras acerca de la impresión que le causaron los departamentos visitados en sus diferentes aspectos, te ahorrará esfuerzos. Por ejemplo, elaborá un mapa (a mano o en la computadora) donde puedas enumerar los siguientes factores: la dirección del departamento; el nombre del vendedor o inmobiliaria, el nombre del propietario, información del contacto; la cantidad de dormitorios y baños; los pro y los contra; promesas que se hicieron, y notas adicionales. 6. Hacé preguntas. La elección de un lugar para vivir es un asunto serio, por eso tenés que hacer preguntas que creas necesarias. De esta forma, será más fácil encontrar el lugar perfecto, aquel que usted podrá llamar “hogar”. Fuente: Argenprop.

Desde 1996 y por decisión de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) en su Asamblea tras el Congreso de Barcelona, el primer Lunes de Octubre de cada año se celebra el Día Mundial de la Arquitectura en coincidencia con el Día Mundial del Hábitat Humano. Tal resolución unificó entonces la evocación de la disciplina de la Arquitectura con el Día del Hábitat, dada la indiscutible relación entre ambos. El Día Mundial del Hábitat ofrece cada año una oportunidad para reflexionar sobre cómo podríamos convertir nuestros pueblos y ciudades en mejores lugares para todos. El tema del Día Mundial del Hábitat de este año es «Mejor ciudad, mejor vida». Hoy en día, media humanidad vive en pueblos y ciudades, y las tendencias indican que la cifra aumentará a dos tercios en las próximas dos generaciones. Con las acciones y las políticas correctas, las ciudades pueden aprovechar plenamente el potencial de vida sostenible, reducir las desigualdades y proporcionar un hogar para personas de todas las edades, culturas y medios económicos. A todos los arquitectos y futuros arquitectos, ¡muy feliz día! Fuente