Por Sergio Sinay
Señor Sinay: conocí el país cuando se sabía lo que está bien y lo que está mal; soy de 1938. Pienso que en los consorcios de propiedad horizontal (vivo en uno y soy miembro del Consejo de Administración) se refleja claramente por qué estamos como estamos como sociedad. Me interesaría mucho su reflexión sobre esto, sobre los motivos y la forma de cambiarlo (si es que existe). Me siento perdido en el desierto. Jose Luis Sanchez Jove.
Un viejo proverbio sostiene que cada casa es un mundo. Es cierto. Al no haber dos personas iguales, cualquier trama humana es única y, de algún modo, constituye un universo singular. Sin embargo, habría que agregar que cada hogar es un mundo en el mundo, no al margen de él. En cada hogar, ya que no es un punto desarraigado de la totalidad, ni en el tiempo ni en el espacio, se podrán encontrar reflejos del contexto en el cual ese hogar existe. Un consorcio de propiedad horizontal es, ni más ni menos, un conjunto de hogares.

Cada uno de ellos es único; juntos conforman una sociedad. En cada consorcio se podrá ver, entonces, cuál es el compromiso de sus habitantes con el bien y con los intereses comunes, cuál es la atención que cada quien presta a su vecino, con qué respeto se tratan los unos a los otros, cómo contribuyen (con presencia, con ideas, con trabajo) a crear un ámbito en el cual, en definitiva, todos vivan mejor, se vinculen mejor, tengan mejores condiciones para dedicarse a sus temas propios e intransferibles. Se podrá ver, en fin, el grado de empatía, de capacidad cooperativa y de responsabilidad que emana desde cada mundo particular hacia el mundo general, desde el mundo privado hacia el mundo colectivo.
Entiendo que a esto se refiere nuestro amigo José Luis al plantear su inquietud. Los valores de una sociedad, las metas que sus miembros comparten, los empeños que ponen para alcanzarlas, el tipo de vínculos que crean en esa tarea, la ética con que eligen convivir, se expresan en cada átomo de ella. Las sociedades solidarias, apegadas a valores humanistas antes que materialistas, comprometidas con generar una vida amable y nutricia para todos sus miembros, manifiestan estos valores en los mínimos hechos y espacios de convivencia cotidiana. Un consorcio, como un club, un lugar de trabajo, un aula, un vehículo de transporte, una excursión turística, cualquier ámbito en el que las personas se encuentren y convivan (por tiempos breves o prolongados) es, además de un fenómeno en sí mismo, una aproximación habitualmente fiel a la sociedad en que este fenómeno se da.
Una sociedad en la que el otro importa y no es un simple medio para usar o despreciar, en la que cada quien se hace cargo de su parte, no la deposita en otros y no busca culpables para las consecuencias de sus propias acciones, una sociedad en la que se cumple con los deberes al mismo tiempo (o antes) que se reclaman derechos, una sociedad en que las diferencias no se viven como afrentas ni se desprecia a quien opina distinto, gestará un estilo de vida y un tipo de vínculo humano fácil de detectar en cada espacio de convivencia. Por supuesto, también en los consorcios de propiedad horizontal, que hacen a la identidad de nuestras grandes ciudades.
Como una sociedad no es un ente abstracto, autogestado, sino la suma de sus componentes, los cambios verdaderos y profundos, los mejoramientos y empeoramientos que ella experimenta, no se dan desde lo general hacia lo particular, sino exactamente al revés. ¿Qué sociedad nos gustaría integrar? Sea cual fuere nuestra respuesta, es casi un deber moral vivir, en nuestra vida cotidiana, en cada pequeño acto de nuestra existencia, de acuerdo con aquella visión. No importa cuántos lo hacen. Importa hacerlo uno, si se quiere ser coherente con los propios valores y sueños. Una sociedad no cambia desde afuera (por manos extrañas) ni desde arriba (por presencias providenciales o mesiánicas). Cambia desde cada individuo, desde cada hogar.
Un consorcio no será mejor lugar para vivir por obra de un administrador, de un encargado, de una ley municipal o de plomeros, electricistas o albañiles que se contraten llegado el caso. Todo eso puede ayudar, pero nunca sustituir a los principales protagonistas: quienes allí viven. Este espacio común puede ser, por qué no, un buen lugar en el cual empezar a diseñar la sociedad a la que aspiramos sin esperar que lo hagan otros.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Secretaría de Comunicaciones de la Nación informó que reglamentó la portabilidad numérica para la telefonía móvil, lo cual permitirá a los usuarios ejercer el derecho de mantener su número cuando cambien de prestador . El anuncio lo hizo el pasado 18 de agosto en la Casa de Gobierno el secretario de Comunicaciones, Lisandro Salas, luego de reunirse con la presidenta Cristina Fernández. Según se encargó de aclarar, el plazo de implementación para que el sistema funcione “a pleno” será de 12 meses . Y los costos del equipamiento necesario y el funcionamiento del sistema están calculados en 40 millones de dólares, que serán absorbidos por las empresas licenciatarias de telefonía móvil, según precisó el funcionario.

Salas descartó que las empresas vayan a trasladar estos costos a las facturas de los usuarios. Destacó por otra parte que la portabilidad numérica “es un derecho” que ya se ha implementado “en el mundo”. Y puso como ejemplos a Brasil y México. En la Argentina cuatro compañías se reparten el negocio de la telefonía celular: Movistar, Personal, Claro y Nextel. Se estima que hay 36 millones de líneas en uso, y en total unos 50 millones de celulares. Con la norma dictada, el fallo comienza a tomar forma aunque los usuarios deberán esperar todavía un año para que las compañías de telefonía celular cumplan con las inversiones para implementar el nuevo sistema y que la portabilidad numérica se haga efectiva. Fuente: Clarín
La tasación de un inmueble con el fin de llegar a interpretar su magnitud económica dentro del mercado, requiere un sano equilibrio entre método y práctica.
La metodología es indispensable, pero la experiencia no puede excluirse del combo que debe reunir un buen tasador. Una no excluye a otra, por el contrario se complementan. Resulta indispensable para el tasador determinar adecuadamente cuestiones propias del inmueble como objeto. Su localización, los locales (ambientes en residencial) que la integran, como se relacionan estos locales entre sí (funcionamiento), calidad constructiva, el estado de su mantenimiento, como entra la luz, como entra el aire, hacia donde se vé, etc., etc. Es necesario también interpretar como ese objeto se relaciona con lo que lo rodea y esto implica analizar como interactúa con cuestiones geográficas, de clima, culturales, sociales y políticas midiendo si esa relación es favorable, deficiente o indiferente para el mercado. Hoy sabemos que el potencial demandante de una vivienda tiene especial cuidado en analizar los parámetros de seguridad existentes en la zona; por ejemplo de encuestas realizadas por Reporte Inmobiliario surge que este es hoy el principal atributo de una propiedad. Por otra parte, al tratarse de un mercado sumamente atomizado, no es posible encontrar su dinámica sino reconociendo sus peculiaridades, viéndolo actuar y como ese accionar se manifiesta en precios a partir de casos concretos más que de simulaciones teóricas. La información cobra así un papel excluyente en la tasación inmobiliaria de mercado, como materia prima para las metodologías a aplicar y fundamento del valor interpretado. Las fórmulas y metodologías operan como “medios”, no son un fín en si mismo. Son herramientas para la interpretación de una realidad, no la realidad. Deben ser conocidas, exploradas conceptualmente y en lo posible mejoradas pero no resuelven de manera acertada por su mera aplicación la incógnita del valor de mercado que se busca develar y menos aún cuando encubriéndose en su utilización se busca complicar la lectura dificultando el entendimiento del proceso y sus fundamentos. Del mismo modo, la formación del tasador resultará completa y útil a sus fines sólo si se pone a prueba conviviendo con casos concretos, con inmuebles reales y observando cómo interactúa la oferta y la demanda de carne y hueso. La valuación de un inmueble tiene siempre cierto grado de subjetividad, la única forma de minimizar esta subjetividad es manejando cada vez mayor cantidad de información; ya citaba hace muchos años en sus libros el Ing Mario Chandías “sin información no hay tasación”. Fuente: Clarín Inmuebles
Se trata del Bloomframe. Básicamente es lo que se observa en las imagenes: una ventana que se convierte en balcón. Impresionante.

Otras ventajas de este importante avance es que el cliente puede elegir con total libertad los materiales y color del balcón. Fuente: Concepto urbano
El edificio TED CUBE es un edificio público en Taiwan diseñado por The Bjarke Ingels Group (BIG). El edificio de 57 metros de lado tiene una de sus caras abierta, o pasadizo para permitir el pleno acceso público a través de la construcción. 

Tiene un hermoso jardín en la azotea, que es un parque público, y que también funciona como un área de esparcimiento. La fachada ofrece una continuidad visual a través de las plantas. El acceso a través del edificio permite la ventilación y la creación de zonas de sombra. Sencillamente Increible.

Aparte de lo bien que se ve, también llama mucho la atención la gigantesca escalera en espiral, que termina en el techo con forma de anfiteatro. Fuente: Paperblog.
Aunque ya no con la tendencia expansiva de los años anteriores a la crisis entre el gobierno nacional y el campo, por un lado; y a la crisis económica internacional, por otro, que dejó también sus secuelas, el sector de la construcción sigue manejando buenos niveles de rentabilidad, tanto para las empresas constructoras y afines, como para los inversionistas inmobiliarios.

Números y opiniones. “En el período 2002-2008, previo a la crisis del campo, todo era por demás rentable y crecía a un ritmo increíble. Todos los que apostaron, inclusive los inversionistas del ‘boom’ de la soja, hicieron buenos negocios en el rubro inmobiliario”, afirma Roque Lenti, Presidente de GNI. “Hoy comienza un nuevo ciclo: el mercado está mucho más lento, bajó la rentabilidad y hay que apostar a la eficiencia, pero el sector mantiene un buen ritmo”, afirma el desarrollista. Paralelamente, desde la Cámara de la Construcción, agregan que si bien en la calle suelen distorsionarse las expectativas, algunos indicadores más que objetivos, como el consumo de cemento, revelan buenos balances para este año. De acuerdo a las cifras publicadas por la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, en Córdoba, los consumos en toneladas del mes de julio ascienden a 106.863, en tanto el acumulado anual a 677.020. Estos parámetros, comparados con los años 2006, 2007, 2008 y 2009 –ver recuadro– indican que no ha habido una marcada disminución en su consumo, si bien las cifras incluyen su uso en todo tipo de obras: privadas y públicas, y en éstas las viales y posibles consumos fuera de la provincia. Costos actualizados. El valor promedio de un departamento en propiedad horizontal es de 1.200 a 1.300 dólares el metro cuadrado. Con respecto a los precios, el empresario Roque Lenti sostiene que en el marco actual –con inflación y un dólar estable– los costos de los inmuebles seguirán tendiendo al alza. Así, el costo de la construcción en general –no sólo en propiedad horizontal– sigue una tendencia alcista. De acuerdo a los datos difundidos por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Provincia, en agosto aumentó un 4,8 por ciento, en Córdoba, incremento definido especialmente por la suba en la mano de obra (6,9%); en los materiales (1,9%) y en algunos servicios vinculados con la actividad, como agua de construcción, instalación de gas, etc. (4,4%). Fuente: La Voz del Interior
SESA Select, perteneciente a Randstad, el segundo grupo más grande a nivel mundial en servicios de Recursos Humanos, dio a conocer los resultados del Workmonitor, un informe trimestral que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamientos de los trabajadores de 26 países, incluido Argentina. El estudio señala que el 81,5% de los trabajadores del país confía en encontrar un nuevo empleo en los próximos meses si quisieran cambiar de trabajo. Este resultado indica un aumento del 2,51% en la confianza de la dinámica del mercado laboral respecto a la medición anterior del Workmonitor, en junio de este año. El optimismo con el que los trabajadores ven el mercado laboral no es solamente una sensación sino que en varios de ellos se ha convertido en una realidad, ya que el 13,1% indicó que logró cambiar de empleo en los últimos 6 meses. A pesar de esta percepción positiva sobre la movilidad del mercado laboral, sólo el 14% de los trabajadores consultados asumieron estar realizando una búsqueda activa para cambiar de empleo, lo que indica una disminución del 17,6% en relación a junio pasado. Un factor que puede contribuir a la desaceleración de la búsqueda de un nuevo empleo es la proximidad de las vacaciones estivales ya que al cambiar de empleo en los últimos meses del año el trabajador pierde los días de vacaciones correspondientes al empleo que abandona. Entre las principales razones indicadas para cambiar de trabajo se encuentran la búsqueda de mejores condiciones de empleo (34%) y los deseos personales de enfrentar nuevos desafíos (31%). Detrás quedan las ambiciones vinculadas a la carrera profesional (19%), la insatisfacción con el empleador (19%), las causas personales (19%), las causas organizacionales propias de la empresa (13%) y, por último, la pretensión de escalar posiciones directivas (9%). “La búsqueda de mejores condiciones de empleo y los deseos personales de enfrentar nuevos desafíos como motor para la rotación de empleo es la causa que prevalece desde que comenzamos a hacer este estudio. Si consideramos que, desde hace tiempo, cuando se evalúan las variables para elegir un empleo ya no solo se tiene en cuenta el factor salario sino otros como el ambiente laboral, el horizonte de crecimiento que ofrece la compañía y su oferta de capacitación, es lógico ver que la movilidad laboral se relacione fuertemente con las posibilidades de desarrollo de carrera y la capacitación profesional que proponen las empresas a los empleados”, sostuvo Andrea Avila Directora Ejecutiva de SESA Select. Fuente: Punto a Punto Online.
La percepción de la demanda con respecto a cuáles son los atributos más importantes a la hora de comprar una vivienda va cambiando con el tiempo. Cómo partícipes de este mercado (desarrolladores, comercializadores o analistas) debemos tratar de conocer e interpretar a los deseos, preferencias y exigencias de los compradores de viviendas. Si analizamos la encuesta realizada en conjunto por Revista Mercado y Reporte Inmobiliario a usuarios de ambos medios, podemos observar que factores como seguridad, accesibilidad y disponibilidad de espacios verdes fueron tomados como elementos fundamentales cuando se les preguntó: Al momento de elegir una vivienda para vivir, ¿cuál/es de los siguientes aspectos primero considera ó evalúa como más importantes? La iluminación natural y el estado de mantenimiento son atributos que siempre fueron tomados en cuenta, sin embargo la calidad formal y el diseño de los detalles hoy son elementos muy valorados por el comprador, tanto como las visuales hacia sitios abiertos, según se pudo verificar en los resultados de las respuestas: Si piensa en su vivienda, ¿cuál de las siguientes cualidades es la que primero valora? Pero debemos ser además muy cuidadosos a la hora de evaluar estos atributos; todos sabemos hoy que los amenities no pueden faltar en un proyecto apuntado a los segmentos socioeconómico medios-altos, sin embargo tenemos que tener en cuenta a la hora de comparar distintos inmuebles o proyectos cual de estos amenities son los que son más valorados por la gente. Hoy sin lugar a dudas piscina y gimnasio son los más elegidos y por lejos: Considere que mañana elige vivir en un edificio de departamentos a estrenar. Del siguiente listado de servicios complementarios (amenities), ¿cuál/es considera que no deberían faltar? Hoy las herramientas existentes, entre ellas las encuestas on-line llevadas adelante por empresas especializadas nos permiten tener cada vez más certezas a la hora de valuar activos inmobiliarios y con costos más accesibles debido a los beneficios que trajo la Internet junto a la interactividad. En base a los datos de estas encuestas se podrían elegir atributos que nos permitan comparar a unos inmuebles con otros y a cada uno de estoa atributos darles distintos pesos, según las respuestas de la posible demanda. De esta forma podríamos armar un modelo de comparación en el que a cada elemento que comparemos sea el que realmente valora la gente y además darle el peso relativo adecuado: Esta correcta elección de los atributos y de sus respectivos pesos relativos al momento de evaluar una propiedad ya existente o próxima a desarrollarse nos permitirán acercarnos muchísimo mejor al valor de mercado. La utilización de estas herramientas junto a la confección de mapas de dispersión nos posibilitarán ver gráficamente el valor al que se debería comercializar el inmueble según sus atributos, los atributos de la competencia y los valores de oferta de la competencia. Fuente: Reporte inmobiliario
El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer el Estimador Mensual de Actividad Económica de agosto que registró una suba interanual del 9,1 por ciento en relación a igual mes del año pasado.

La expansión estuvo explicada principalmente por el fuerte dinamismo de la producción automotriz (52,6%), que marcó un record histórico de producción mensual de vehículos, y el crecimiento del sector alimentos y bebidas (20,3%). Este último bloque registró la segunda variación positiva tras un año de contracción, como consecuencia de la importante recuperación en molienda (63%) relacionado con el incremento de la cosecha, que compensó con creces la retracción en carnes rojas (-23,5% acumulado en el año). Adicionalmente se destacaron los aportes de industria siderúrgica (23,7%) y metalmecánica (22%), que sostuvieron la tendencia favorable de los últimos meses. Mientras, mostraron retrocesos bloques como papel y cartón, y ciertos sub-rubros de sustancias y productos químicos. En cuanto al sector granario, el ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación estimó que la cosecha de soja alcanzará los 52,7 millones de toneladas, que se suman a las 22,5 millones de maíz, que sumado a los otros cereales y oleaginosas dará una campaña en torno a los 96 millones de toneladas, contra las 62 millones de la campaña 2009. También el consumo continuó con fuerte dinamismo, Así las ventas en los supermercados durante agosto estuvieron un 18,2% por sobre igual mes del año pasado, mientras que en los grandes centros de compra el incremento interanual fue del 25,1 % según el INDEC. Fuente: Agencia Telam
Los mejores sistemas para ventanas y aislaciones son aquellos que contienen PVC y ofrecen una alta resistencia a la intemperie, al paso del tiempo, así como también permiten conservar un 25% más el calor del ambiente y el PVC es 1100 veces más aislante que el aluminio. Las ventanas VEKA están presentes en todos los climas del país y el mundo por su excelente rendimiento frente a las inclemencias del tiempo de cada región.

Según la ubicación geográfica y el comportamiento climático se recomienda un modelo determinado de ventana. Para eso se debe evaluar los requerimientos específicos del perfil: que soporte los fuertes vientos, la salinidad y corrosión de las zonas marítimas, montañosas, el maltrato de intensas precipitaciones, las fuertes radiaciones solares o las nevadas periódicas.

En algunas ocasiones, un sistema de perfiles puede complementarse con otras innovaciones para la contribución de ambientes confortables y ventilados. Para este tipo de funciones, por ejemplo, Veka diseña diferentes accesorios que permitan ventilar automáticamente los ambientes que permanecen extensos períodos deshabitados. También desarrolló un modelo de perfil (PVC) multicámara para evitar el problema de los vidrios empañados por la condensación del frío o el calor. Este sistema impide que las temperaturas extremas lleguen a estar en contacto con la temperatura interior, además por la baja conductividad térmica el PVC actúa como un aislante natural. Esta innovación permite mantener constante la temperatura interior para brindar mayor confort. A su vez todo esto permite la utilización de un burlete único en todo el perímetro asegurando mayor hermeticidad, se optimiza el funcionamiento de herrajes, burletes y se evitan las corrientes de aire, como así también el paso del agua, el viento y el polvo, incluso bajo fuertes presiones. Además los perfiles tienen un tratamiento especial que conservan su estado durante más tiempo inalterado, ya que uno de sus componentes está especialmente formulado para el hemisferio sur, que las protege de las radiaciones UV y resistentes a los climas más agresivos. El último desarrollo, colocado en la CasaE de BASF, es el sistema Alphaline diseñado exclusivamente para favorecer la construcción de viviendas con un balance energético óptimo. Fuente: Inmuebles Clarín