Hacer mención de que la construcción genera un impacto ambiental negativo desde su  inicio, con la edificación en sí del inmueble, y durante toda su vida útil, no resulta hoy una novedad. En este sentido, y dado el gran auge que la temática ambiental ha recobrado en los últimos años, especialistas del rubro pueden hoy afirmar que esta propagada actividad es responsable de un gran porcentaje de las emisiones totales de gases con efecto invernadero.

Al hablar de impacto ambiental es importante mencionar que, de continuar esta situación sin lograr una neutralización o reducción del daño, las generaciones futuras sufrirán las consecuencias. Apoyados en esta iniciativa es que, con el paso del tiempo, se ha tomado conciencia de este escenario, y así, arquitectos e ingenieros han podido aportar a sus proyectos distintas propuestas utilizando el diseño a los fines de disminuir los efectos del impacto ambiental.

Una de las soluciones que se ha encontrado en los últimos años y que se aplica en mayor medida en otros países, es la creación de balcones y terrazas verdes así como jardines verticales. Entre los beneficios que traen aparejados estos diseños “amigables” al ambiente, encontramos:

- Su colocación permite que la vegetación oficie de elemento aislante, así se evita el uso de aire acondicionado lo que provoca un ahorro en consumo de energía, además de funcionar también como aislante acústico.

- Reducen el riesgo de inundación al incrementarse la retención de agua lluvia.

- Sirven como filtro de aire en ambientes cerrados. La calidad del aire se optimiza al ser absorbidos el polvo, las partículas contaminantes y el dióxido de carbono, entre otros.

- Reducen las emisiones de CO2 (y otros gases).

- Producen oxígeno para los humanos.

- Los jardines verticales también reducen la contaminación "visual", ya que permiten renovar fachadas, reconstruyendo el perfil urbano y enriqueciendo el espacio público. 

Finalmente, los especialistas han coincidido en que las implementaciones de estos proyectos aportan mejoras a la calidad de vida de las personas, consiguen un maravilloso efecto psicológico, mejoran la estética, la biodiversidad y el ahorro de energía. Por esta razón más allá de la legislación que surja sobre esta temática, la concientización y acción ciudadana juega un rol fundamental.

 

Fuentes consultadas: www.generacionverde.com | www.hildebrandt.cl | www.lavoz.com.ar | www.lanueva.com | www.lanacion.com.ar |