Gracias a esta medida, las extracciones de dinero en cajeros automáticos de distintas entidades y redes del país serán gratuitas para los trabajadores.
Los bancos tendrán que dejar de cobrar desde hoy comisiones sobre los movimientos de las cuentas sueldo y deberán devolver los cargos cobrados desde el 14 de mayo.
La medida se aplica a partir de la resolución 653/10 del Ministerio de Trabajo y de la Comunicación "A" 5091 del Banco Central de la República Argentina.
En un comunicado de prensa la defensora adjunta del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Graciela Muñiz, destacó el "beneficio económico" para los trabajadores que deriva de la norma y precisó su alcance.
La apertura de la cuenta sueldo no tendrá costo y deberán ser gratuitas las siguientes operaciones:
* Las extracciones de dinero en cajeros automáticos de distintas entidades y/o redes del país.
* La extracción de dinero por ventanilla, sin límites de importe ni de cantidad de extracciones, cuando se realice en la casa de radicación de la cuenta y en las restantes casas de la entidad.
* Efectuar pagos de impuestos y servicios por cajero automático, sistema de débito automático u otros canales (Homebanking).
* Acreditación de montos correspondientes de reintegros fiscales, comerciales, promocionales, prestaciones de salud y prestamos personales pagaderos mediante retención de haberes o débito en la cuenta.
* La transferencia de los haberes a otra cuenta -de ahorro o cuenta corriente -que el trabajador haya abierto por decisión propia cualquiera sea la entidad que se haya designado.
* El mantenimiento de la cuenta.
* El trabajador podrá consultar sin cargo los últimos 10 movimientos de la cuenta en los cajeros automáticos del banco emisor de su tarjeta.
Sobre la tarjeta de débito no tendrá costo:
* La emisión de la tarjeta de débito para el titular y el cotitular.
* El reemplazo por desmagnetización o deterioro de la tarjeta de débito (en este último caso una por año).
Sobre el resumen de cuenta:
* Se emitirá, sin cargo, un resumen semestral, el cual se enviará al domicilio del trabajador.
En cambio tendrán los costos que se pacten entre ambas partes los servicios bancarios adicionales que no sean de naturaleza laboral.
Fuente: DyN
El ministro Amado Boudou anunció en rueda de prensa que los trabajadores en relación de dependencia y también los autónomos pagarán menos impuestos a partir del 1 de julio.
La presidente Cristina Kirchner mantuvo una reunión en la Casa de Gobierno con el ministro de Economía, Amado Boudou, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray y los sindicalistas Hugo Moyano, Omar Viviani y Antonio Caló.
Esta mañana, Moyano había dicho que esperaba "una respuesta del Gobierno" a su reclamos por el aumento del monto mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, al que calificó de "injusto".
El ministro anunció la suba del mínimo no imponible para los trabajadores solteros de $4.014 a $4.818 por mes y para los casados con dos hijos menores de 25 años de $4.818 a $6.662,80. Si bien la medida se aplica desde el 1 de julio, en rigor tiene impacto desde comienzos del año calendario, aunque significa un alivio financiero de corto plazo para las empresas, porque deben liquidar el salario de junio y medio aguinaldo, con la tabla anterior.
"Esta medida forma parte de una política del Gobierno nacional, que se inició con la eliminación de la llamada tablita de Machinea y representa un esfuerzo fiscal de $3.184 M (equivalente anual), para mejorar las condiciones de los ingresos de los trabajadores", dijo Boudou.
"Representa el equivalente a la construcción de 31.000 viviendas del Plan Federal en términos de recursos que el Gobierno deja de percibir, pero también contribuye a mejorar el mercado interno, seguir creciendo y aumentar el ritmo de crecimiento de la economía", destacó el ministro.
Fuente: Infobae
Si es duro meter la mano en el bolsillo para pagar el alquiler, el seguro del auto o el resumen de la tarjeta de crédito, mucho más lo será si se piensa en los tributos invisibles que encierran estas operaciones. El principal de estos cargos, inadvertidos para la mayoría, es el impuesto al sello, que cobran las provincias y que gravan cualquier acto oneroso instrumentado en un contrato.
Un habitante de La Pampa que paga un saldo de $ 1500 de su tarjeta de crédito deja $ 36 mensuales por el impuesto al sello que devenga la emisión de resumen (2,40% del total), entre 12 y 24 veces mayor que el que se cobra en Entre Ríos y Santa Fe, respectivamente. Un neuquino que contrata el seguro para su auto por $ 200 mensuales deja en las arcas provinciales $ 48 (2% del monto anual), mientras que un catamarqueño, $ 4,8 (0,20%). Riojanos, santacruceños y fueguinos, cero.
Estos y otros ejemplos surgen de un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) sobre la incidencia de un tributo que no deja de aumentar y que en 2008 (último dato del trabajo) superó los $ 3500 millones, lo que representó el 0,34% del PBI (en 2002, 0,23%).
Sofía Devalle, autora del estudio, junto con Nadin Argañaraz y Carlos Eraso, subraya la importancia que tiene este gravamen invisible. "En 19 de las 24 jurisdicciones analizadas, es el segundo impuesto en importancia, muy detrás de Ingresos Brutos, ya que representan el 8% y el 70% de la recaudación provincial, respectivamente", puntualiza.
A la hora de alquilar una vivienda, quien resida en Neuquén y Salta se lamentará al advertir que está entre los que más paga por sellos, ya que por un pago de $ 1000 mensuales tributará $ 336 y $ 288 (1,40% y 1,20, en cada caso, del monto total de $ 24.000). Sonreirán, en cambio, porteños y riojanos, que están exentos. En Buenos Aires, Mendoza y San Juan dejan $ 120 (0,50%), y en las 17 provincias restantes, $ 240 (1%).
Si se evalúa la posibilidad de pedir un crédito mediante contrato de mutuo, por un monto de $ 20.000, sin garantía real ni destino específico, lo mejor será no vivir en Mendoza o Neuquén, donde la "mano invisible" quitará de la billetera $ 300 y 280, respectivamente. Como en todos los casos, La Rioja está exenta. la Capital Federal exige $ 160; San Juan, $ 100, y el resto $ 200.
Otras áreas afectadas son los juegos de azar (la mayor en todas las provincias, con 3,4%), privatizaciones y concesiones (1,3%), contratos de suministro (0,8%), compra de inmuebles (1,3%), actos relacionados con la propiedad de empresa (1%) y operaciones relacionadas con bienes, como mercaderías o cereales (0,8%). "Incide sobre los procesos productivos y encarece el costo del dinero, al gravar muchas de las operaciones monetarias más usuales", opina Devalle.
Las malas noticias para el cándido contribuyente no terminan ahí. Si alguien sueña con que la situación cambie, debe despertar pronto, ya que se trata de uno de los tributos más sencillos desde el punto de vista de la recaudación y de la administración tributaria. Esta característica no es menor: reduce los incentivos para su eliminación por parte de los gobiernos provinciales.
IMPACTO Alquiler En Neuquén, por un contrato de $ 1000 por mes se pagará al firmar $ 336 (1,4% de los $ 24.000 totales). En Salta, $ 288, y en Capital Federal, nada.
Compra de inmueble En Buenos Aires, por la compra de un inmueble (que no sea vivienda única), de $ 350.000, se paga $ 10.500 (3%). En Tierra del Fuego, $ 3500.
Crédito En Mendoza se tributan $ 300 por un préstamo de 20.000; en Buenos Aires, $ 200, y en San Juan, $ 100. Fuente: La Nacion